¿Hablas español?

Si eres estudiante de la Universidad de Navarra y vives en Pamplona; o no eres estudiante de la Universidad de Navarra pero vives en Pamplona; o no eres estudiante de nada pero vives en Pamplona y quieres hacer algo para ayudar a los refugiados, esta entrada es para ti.

Como ya sabes, se supone que el 15 de octubre llegaron 16 refugiados a Pamplona, y que durante este mes de noviembre van a llegar otros 300. Digo que se supone porque no ha llegado ninguno, y nadie sabe dónde están ni cuándo van a llegar en realidad. Bueno, alguien sí lo sabe, el Ministerio del Interior, pero no nos lo ha dicho. No nos lo ha dicho a nosotros ni a nadie, claro. Pero el caso es que todos confiamos en que llegarán unas 300 personas a Navarra próximamente. Y por eso hoy os hablamos de alguien que está haciendo algo por estas personas que van a venir un día de estos.

No sé si conocéis Tantaka. Tantaka en euskera significa gota a gota. Además, Tantaka es el banco de tiempo de la Universidad de Navarra, y se dedica a gestionar los voluntariados de la Universidad.

El caso es que esta gente tan maja ha montado un voluntariado para dar clases de español a los refugiados sirios que van a llegar a nuestra querida Iruña. Vayamos por partes.

Supongo que la primera pregunta es: si no han llegado aún, ¿a quién dan clases? La respuesta es: a nadie. Pero se están preparando para cuando lleguen. Hoy por hoy, hay más o menos un centenar de voluntarios metidos en este fregao. No son sólo universitarios, hay también adolescentes y amas de casa. Lo que están haciendo es recibir cursos de formación, que avanzan en dos líneas.

Por una parte, un grupo de profesoras del departamento de Filología Hispánica de la Universidad de Navarra ha preparado un material muy bueno y han impartido el pasado día 23 de octubre la primera de una serie de sesiones en las que explican a los voluntarios cómo enseñar español a inmigrantes. Es todo un reto, porque los voluntarios no saben árabe, así que van a emplear un método de inmersión lingüística muy interactivo.

Por otra parte, algunos voluntarios de Cruz Roja Navarra van a impartir una serie de sesiones con las que se pretende situar a los voluntarios de Tantaka en el contexto sociocultural y político de los refugiados. Quiénes son, de dónde vienen, cómo piensan, cómo tratarlos con respeto y todo este tipo de cosas que a veces hay que explicar cuando se encuentran dos culturas distintas.

La segunda pregunta que hay que responder es cómo va a funcionar el voluntariado. Pues bien, después de haber recibido los cursillos de formación, los voluntarios impartirán clases de español a grupos reducidos de sirios. Los grupos se dividirán por niveles y por edades. Habrá grupos de niños, de adolescentes, de jóvenes y de mayores. Por otra parte, se separará también en otros grupos a aquellos que hablen inglés o francés, y sus clases las impartirán voluntarios que hablen también estas lenguas. Obviamente, el proceso de aprendizaje de estos grupos será más rápido, porque ya tienen un contexto plurilingüe y además comparten el mismo código que el voluntario-profesor.

Ese va a ser el funcionamiento. En cuanto lleguen los refugiados se les ofrecerá esta posibilidad, y los que quieran recibir estas clases podrán empezar inmediatamente.

Pero el proyecto de Tantaka no queda aquí. Evidentemente, conocer el idioma local es el primer paso para la integración, pero este proceso va mucho más allá. Se procurará, en la medida de lo posible, que los voluntarios se hagan amigos de los sirios (por eso los adolescentes darán clases a los adolescentes, los jóvenes a los jóvenes, etc. ¡Fíjate qué ingenioso!). O si no (la amistad no se puede forzar nunca) por lo menos que les enseñen la ciudad, que les expliquen lo básico para funcionar aquí, cómo se relacionan los navarros, cómo se hace la compra, y un largo etcétera que no se puede poner en una lista porque surge del trato normal entre las personas. ¡No podemos legislarlo todo!

Así que, ¿qué, te interesa? Yo ya me he apuntado, que lo sepas. Me parece que es una oportunidad de oro para hacer algo más. Si lo que te preocupa es que estás muy liado, ni te ralles. Puedes dedicar una hora a la semana, una hora al mes… lo que tú veas. Tantaka. Gota a gota. Lo que tú no puedas hacer lo hará otro voluntario. La idea de este banco de tiempo es que cada uno aporte lo que pueda, pero que nadie se quede sin aportar nada.

Si quieres participar, sólo tienes que mandar un correo a Beatriz Castillo, que es la coordinadora de este voluntariado. Su correo-e es bcastillo@unav.es. Escríbele y te mandará un formulario que puedes rellenar en dos minutos, y voilà! ya eres voluntario de Tantaka para dar clases de español. Te avisarán de cuándo es la próxima sesión de formación y en cuanto lleguen los refugiados te asignarán un grupo de tu edad al que dar clase, quizá con otro voluntario. ¿A qué esperas? ¡Mójate un poco, hombre!

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Hablas español?

  1. ¡Hola! ¿Me podéis decir qué profesores del departamento de Filología han preparado los materiales y si tienen algo que ver con el ILCE?

    ¡Mil gracias!

    Me gusta

    1. Hola Ana, están involucradas todas las profesoras del departamento de Filología, no sólo las que forman parte del ILCE.

      Las primeras sesiones para voluntarios las están impartiendo las profesoras Carmela Pérez Salazar, Inés Olza y Nekane Celayeta.

      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s